PLAZA DE LA DIGNIDAD

Nuestro editor Breno Donoso publica en este medio el compilado Revuelta, a partir de su Taller de Escritura Creativa realizado en la ciudad de Villa Alemana, Chile, durante 2019.
Compartimos con ustedes el texto introductorio y con posibilidad de descarga el compilado completo. En exclusiva para nuestra revista.

PRO-LOGOS

Breno Donoso

No quise escribir el clásico prólogo. Creo que estos escritos no requieren tal formalidad. Por su diversidad, textura y antojo, estos textos nacen de la concentración expresiva, trabajada a lo largo del taller:                                               allí reside su autosuficiencia y su autoboicot.

 TEC = técnica de escritura contenida

                     de taller de escritura revuelta

                                                       desde los interiores.

(Me corrijo a cada momento, cuando comienzo una oración con negación. No lo puedo evitar. Al parecer todo es negación, hasta de uno mismo. Yo niego haber hecho este taller. El que lo hizo no es el mismo que escribe esto. La persona que hizo el TEC es otro. El que escribe esto es un laberinto, un torbellino, que dispersa letras a favor o en contra del viento.)

Ahora sí!

Estos fragmentos prologan una escritura constante y sonante, que anexa cuerpos textuales en ciernes. Propone el turno de lectura alzada y el turno para el silencio, pero no ese silencio que se vuelve olvido, sino ese silencio que se abre a la mejora de lo que se escribe: lecturas que abren la contemplación y complementación hacia el lector. Un lector que corrige y consiente: voraz y benévolo. Pura idealización.

Si no se genera ritmo, si no jugamos con las palabras mientras ellas juegan con nosotros -sin saberlo-, la historia puede ser muy buena, el contenido muy bueno, pero el texto nunca funcionará para ese lector anónimo, que espera con cara de meme. Es decir: no creamos que un texto se acaba. Siempre queda mucho trabajo por hacer.

Fragmento de entrevista a su máscara en desuso

-¿Es cierto que se la pasaron escribiendo durante los 8 sábados?:

-TEC no fue pura escritura. Funcionó como espacio para la contención y expresión. Imposible dársela de literatoso en medio de una revuelta de esta proporción e importancia. Para escribir, tuvimos que escucharnos bastante, conocernos.

Insertos  en los sábados de noviembre y diciembre del 2019, en pleno estallido social, TEC se convirtió en una instancia de resistencia, creación, reflexión, contención lectora y escritural, desde el trabajo territorial y la reescritura, como ejercicios primordiales.

Debido a esta intensidad fue necesario volcarse hacia este pequeño trabajo impreso. Un registro de letras, craneadas, remecidas en medio del fuego de la revuelta y la sequía en la provincia de Marga Marga.

¿Por qué se llama Bichos Raros el compilado de textos de los autores del TEC 2019?

Sobreviviendo en medio de tanta falacia metafísica y simbólica, es sano subvertir las significaciones que el poco ingenio humano cranea: a los bichos (moscas, chanchitos de tierra, hormigas, lagartijas, etcétera) se les ha considerado y considera huidizos, temerosos, hostiles y pequeños, pero en subjetivo representan la resistencia a un mundo que los excede en tamaño, que ellos enfrentan con la más sofisticada de las tecnologías: la voluntad y el apoyo mutuo. Así las voluntades textuales en Revuelta en el interior. El ímpetu de su nacimiento es la conciencia de escribir y reescribir, sin perder la voluntad que fortalece el oficio escritural en el tiempo, sin perder el apoyo mutuo por dogmas y egos ciegos.

Y raros: porque todo lo raro es hermoso y siniestro.

Esta publicación cierra con el capítulo Invitado de piedra, allí se lee el cuento Elena porFelipe Arriagada. El Pipe llegaba en su bici, pedía un café, y comenzaba, durante las últimas sesiones, a comentar todos los textos, sin leernos nunca nada de él. Se limitó a apoyarnos con sus agudas observaciones sobre los textos de los BICHOS RAROS, de esta forma, es suyo este espacio para cerrar esta Revuelta en el Interior, como buen Invitado de Piedra.

En Revuelta en el Interior hay poemas y narraciones, hay deseos y confrontaciones. Y está el latido y el nervio de la primera publicación, está la densidad del ambiente en que se engendró, y también la dispersión, donde todo texto se encuentra expuesto, sobre todo, en momentos históricos como este.

Más vale aparecer como BICHOS RAROS ante esa normalidad dañina que nos etiqueta, prejuicia y encasilla, sin permitirnos contar con todo el arsenal de máscaras que queramos disfrutar, en la diversidad de formas y contenidos disponibles para escribir. Así, estos BICHOS RAROS transitan por esta hojarasca. Camaleónicos, erráticos, sin pretensión de nada. Simples, abiertos a ser retroalimentados.